Contratos o convenios que regulen las relaciones laborales del personal de base o personal de confianza.


Los recursos públicos y económicos, en especie o donativos que sean entregados a los sindicatos y ejerzan como recusos públicos.